miércoles, 20 de julio de 2005

Señor Pensamiento

¿Estoy tonta o qué? Hoy me ha dado por los recuerdos, he estado colocando apuntes y cuadernos y he encontrado uno en el que le escribí al Señor Pensamiento todo lo que no le pude decir. La verdad es que me he cebado, para que negarlo, y tras leer todas aquellas cartas sin enviar, me dirigí a mirar los emails antiguos que aún tengo guardados de él.


Yo estaba enamoradísima, pero hasta las patas o más, y él estaba igual. Desde que nos conocimos surgió la chispa, era una relación increíble, él era bueno (en todos los aspectos), inteligente, atento, y para qué negarlo, estaba más bueno que el pan. El único fallo que tenía era que tenía esquizofrenia paranoide.

Pero yo le amaba con toda mi alma, mi único objetivo era hacerle la vida más fácil, ayudarle y comprenderle, y le quería como no he vuelto a querer a nadie. Era una relación a distancia y los encuentros los recuerdo como una de las mejores cosas de mi vida, aquellos nervios, ese primer beso tras muchos días deseándolo... ainsss... y todo el día colgados al teléfono, me pasaba horas y horas escuchando su voz, hablaba de una forma que hipnotizaba a cualquiera.

Sí que es verdad que siempre tenía el temor de que algún día yo también formara parte de esos que él llamaba "ellos", sí sí, al más puro estilo peliculero. Y es que el pobre pensaba que él era el centro del universo, que todo el mundo sabía lo que hacía y con quién, y no sólo eso, sino que le enviaban señales a través de los colores, de los gestos, de la televisión..., buff todo un mundo que tenía él en su cabeza, pero aún así él hacía su vida, tratando de pensar lo menos posible en todo aquello por que sólo su familia, el médico y yo lo sabíamos, no se lo contaba nunca a nadie para que no pensaran que estaba loco... el pobrete... y yo le quería y él era feliz y yo más aún, más feliz que nunca.

Pero un día, sin más, sin esperarlo, me llamó como todos los días y me dijo que ya lo sabía todo, que ya no quería estar más conmigo por que le había engañado, que yo le leía el pensamiento y que no le parecía bien, es más, le parecía muy mal... normal, a mí también me sentaría fatal que me leyeran el pensamiento, pero creo que a día de hoy nadie es capaz de hacer tal cosa, ni el plasta del Anthony Blake ese. Así que ahí me quedé sin poder parar de llorar durante 3 días seguidos, como si me hubieran arrancado el corazón de cuajo.

Él quiso que volviéramos, pero ¿Cómo podía volver con él sabiendo lo que pensaba de mí?, y yo, que estaba enamorada hasta el infinito y más allá, no sé de donde saqué las fuerzas para decirle que no; tal vez de ese instinto de supervivencia que tenemos los seres humanos... No sabía hasta dónde podía llegar y empecé a sentir miedo de que apareciera por sorpresa tras cualquier esquina. Pasé unos meses de auténtica pesadilla, con llamadas insultantes, y temores infinitos.

Pero ahora todo pasó y sé que nunca hubiera podido hacerme daño, y que nunca quiso herirme de esa manera, sabía que estaba enfermo, como quien tiene un brazo mal, o un ojo a la virulé, cada uno con lo suyo, pero todos personas.

Me enseñó tantas cosas que me cambió por completo por su forma de ver la vida, su generosidad con los demás, con los "malos", su tranquilidad. Siempre me decía que lo importante en la vida es estar tranquilo con lo que uno hace, tener la conciencia tranquila, estar en paz con uno mismo, y que si eso no era así, hacer todo lo posible para conseguirlo. También me enseñó a comprender a quien no quiere escucharme, ni comprenderme, ni valorarme. Aprendí gracias a él a ser fuerte, apretar los dientes y a mirar hacia adelante sin pensar, sin sentir y sin escuchar la voz del fracaso apretando en la garganta. Que la vida sigue, y que las cosas ocurren y pasan y que hay que disfrutar y vivir cada momento, los buenos por que son buenos, y los malos por que nos hacen más fuertes. Y como dice Bunbury: “Si ya no puede ir peor, haz un último esfuerzo, espera a que sople el viento a favor. Ya sólo puede ir mejor y está cerca el momento, espera que sople el viento a favor...”

Resumen del post: tuve un novio que me dejó por que le leía el pensamiento...

21 comentarios al respecto:

lucas dijo...

enamoramientos,pasiones...cuando los entiendas avisame...
Es tan complejo,pero tan simples a la vez. Creo que mejor dejo de hablar, si ya paso, es porque havia llegado su momento...

Afrodita dijo...

Kiza fuera mejor así... Nunca sabes como van a actuar las personas eskizofrénicas...
Un beso

tranquilo dijo...

Cari, al menos sabías que tenía perosnalidad esquizoide. Peor es cuando se supone que te lo pillas sano, y te resulta un maniático...

Ya lo dice el refrán, mas vale esquizoide conocido que cuerdo por conocer.

Besotes

RosaAmarilla dijo...

Cariño tú al menos tuviste la fuerza de decir no, yo no tengo la fuerza para no desear que vuelva conmigo. A ti te dejaron por leer el pensamiento, a mi por quererle. Si hay alguien que lo entienda, que me mande un e-mail, please

lucas dijo...

Lo que paso paso...disculpa escrivir 2 mensages, pero igual que tu, yo me identifco coneste texto, y asta que no dejes todo atras(que no significa olvidar) sera muy dificil seguir adelante

Lesbiana Poco Convencional dijo...

¿Leer el pensamiento? Yo a eso le llamo paranoicomaniacodepresivoesquizoautistaaburrido
igual que yo por esta "palabro" que acabo de sacarme del bolsillo xD
Si es que dicen de las mujeres que somos complicadas... Pero los hombres TELA marinera.. xD

keixa dijo...

Joder, y eso como se hace?? jajajaja.
Pq a veces me hiría genial poder hacerlo :D

Hija, tu como yo, eh?? Encontramos a los más raritos ;)

Por lo menos tuviste cabeza para decirle que no. Enhorabuena.

Un beso

Juanito ,el futuro... dijo...

Has exo bien, por lo menos te has quitado un colgado de lo alto. Te lo dice uno que sabe lo que es estar acosado... por alguien por quien ni siquiera tienes aprecio. Asi que, es mejor que te cures en salud...

Pau dijo...

Impresiona lo que cuentas, es inquietante y tierno, sí, también pienso que has hecho bien, pero es triste a la vez, mucho. No estoy segura de si las bofetadas en la vida nos hacen fuertes, creo que solo a veces. - ?
Besos desde Funchal!!!

Samantha Llons dijo...

Dios mío, qué post tan tan bonito y a la vez tan tan horrible...

Tremenda tu historia... pero estas cosas hay que vivirlas, o eso creo yo.

Un beso fuerte

shayuri dijo...

Chica pues menuda panda, yo todavia estoy hecha una mierda con lo de San Pancracio, ahora resulta que le echo de menos. Buaaaaaaa!!! Como dice un buen amigo mio. NO PUEDO CON LA VIDA!!!

Superpava dijo...

Lucas: nos volvemos todos un poco locos con el amor, y menos mal, por que sino no sería lo mismo!!;-)

Afrodita: eso es cierto, y yo tenía miedo, creo que siempre tuve un poco estando a su lado... el amorr...aaains

Tranquilo: sí, la verdad es que hay cada pillao por ahí sin diagnóstico para alucinar!!

Rosaamarilla: qué me vas a contar... a mí con Mr Estaca me pasó lo mismo, que me dejó por quererle... manda cohones hija! si encuentro la clave te mandaré ese email ;-)

Lesbiana poco convencional: pos la verdad es que sí, al menos este lo traia de serie... los hay que sufren crisis repentinas e inesperadas y te quedas con cara mongola pensando "y a éste que le pasa!!"

Keixa: ya me gustaría a mí poder leerle el pensamiento a más de uno... más de una sorpresa nos llevaríamos!!!

Juanito el futuro...: lo malas que son las obsesiones, mejor mantenerse alejado de los obsesos, de toda clase, acosos no gracias!!

Pau: besos desde muuuy lejos!! espero que lo estés pasando muy bien! Las bofetadas te curten la cara, por lo menos, aunque no duelan menos..

Samantha Llones: vivirlas no sé, mejor sería no tener que sufrir, pero la vida es lo que tiene, ser feliz todo el rato me imagino que debe de ser demasiado aburrido ;-)

Shayuri: qué jodio es echar de menos a un ex... muchísimos ánimos, no decaer, a mirar para adelante!!;-)

odeen dijo...

me alegro por la parte bonita de la historia,y de que te lo tomes con humor(como para no hacerlo)

Swaggerboy dijo...

Wow!! menuda historia, Superpava!!

Lo bueno es que sacas cosas positivas de ahí!!

Un abrazo, chica!

Sonybabe dijo...

Hello!!
..creo que a veces nos sentimos atraidas por chicos con problemas xq creemos que en cierto modo vamos a ser sus salvadoras..y mejor que lo hayais dejado, igual te hubieras vuelto paranoica tu..yo siempre intento pensar "no hay mal ke por bien no venga"..sea como sea..todos nos volvemos algo locos cuando nos enamoramos..
Kissetes!!

dawu dijo...

ay que miedo me da comentar por aqui...
por si acaso, no me enrollo mucho

Venus dijo...

oye que bonito te ha quedado!! me refiero a la forma de describir como le querias!! el amor es lo que tiene, te hace perder la cabeza por completo (yo aun no la he encontrado!!) entiendo cuando decias lo de los dias llorando sin parar porque yo tambien lo he pasado, pero yo lloraba por el sentimiento de impotencia de tenerle cerca y no poder hacer nada.
fijate si me tocaste la fibra sensible que me hiciste llorar :(

Ciao

roouus dijo...

el amor es una golosina, a veces no sabes donde está el límite y te sigeus atiborrando de azúcares y azúcares. pero un dia te das cuenta que todo tiene doble filo.
felicidades!!! por haber aprendido a rescatarte de las tempestades tu solita.

Superpava dijo...

Odeen: la verdad es que ahora si que me lo tomo con bastante humor... hay que hacerlo

Swaggerboy: pues sí, tuvo su parte positiva al final :)

Limay: si que tienes razón, a mí me pasó un poco eso, que sentía la necesidad de ayudarle... ainssss

Dawu: miedo no tengas dawu, comenta comenta ;-P

Venus: yo también me he emocionado por que tú te habías emocionado... aiii que jodias son las cosas por dioooo

Roouus: cuando uno se enamora no se ven las cosas como son, tal vez por eso nos metemos en las historias que nos metemos y nos damos cuenta cuando ya es tarde.

Capitán Fórceps dijo...

Que seas paranoico no implica que no te estén siguiendo.

Lullaby dijo...

Jo, menuda historia. Piensa que era una historia muy complicada, que en su momento fue bonito, que tu le intentaste ayudar, pero que a lo mejor si hubierais seguido juntos os hubierais hecho mucho daño. quien sabe... Un beso!