viernes, 20 de mayo de 2005

Ganas de llorar

Salgo un jueves como hacia tiempo que no salía y me encuentro con la verdad de cara, con una cerveza en la mano y hablando con una de las pocas personas que me ha hecho llorar con las ganas de una niña que se cae de morros en el parque...
En este estado de crisis vital provocado obviamente por los actos de mi ex me he dado cuenta de lo que más me importa soy yo misma... me explico: lo que me importa no es que él, preso del pánico por quedarse sólo y sin un cuerpo al que abrazarse por las noches, se haya dedicado a tumbarse a toda aquella que se le ponía por delante (4 en total de momento, con posibilidades de una nº 5 este fin de semana...), sino que lo que me importa es que no me haya guardado el "luto" tras la ruptura, ya que tanto me quería y tan enamorado estaba (y según él está), un mínimo de respeto si que me merezco, más que nada por la gente que aún no sabe que lo hemos dejado... que pensará que llevo unos cuernos del tamaño de la Torre Eiffel...
En definitiva, que sigo pensando en mí, lo cual me preocupa y me alivia a la vez... sentimiento dual donde los haya... y qué voy a decir a eso... que soy humana oñoooooooo!!

2 comentarios al respecto:

cocholate dijo...

Hombre, no creo que sea pensar en ti misma... es normal no?

A mi también me hubiera pasado... no hay ex, al que todavía no le mire mal cunado veo con otra :(...

qué le vamos a hacer :P

Superpava dijo...

Pues tienes razón cocholate, hay que pensar más en una misma y dejar de ser tan pava, pero si no fuera pava... no sería yo. Gracias por tu comentario ;-P